21 —Está bien —le respondió—; también esta petición te la concederé. No destruiré la ciudad de que hablas.