20 «Dios me ha favorecido con un buen regalo —dijo Lea—. Esta vez mi esposo se quedará conmigo,a porque le he dado seis hijos». Por eso lo llamó Zabulón.b