4 ¡Y las vacas feas y flacas se comieron a las vacas hermosas y gordas!En ese momento el faraón se despertó.