12 —¡No es verdad! —insistió José—. Ustedes han venido para investigar las zonas desprotegidas del país.