24 Al despedirse de sus hermanos, José les recomendó: «¡No se vayan peleando por el camino!»