18 Las aguas crecían y aumentaban cada vez más, pero el arca se mantenía a flote sobre ellas.