2 Se cerraron las fuentes del mar profundo y las compuertas del cielo, y dejó de llover.