22 Por tanto, Jesús ha llegado a ser el que garantiza un pacto superior.