11 Pero el centurión, en vez de hacerle caso, siguió el consejo del timonel y del dueño del barco.