14 Por tanto, gobernantes insolentesde este pueblo de Jerusalén,escuchen la palabra del SEÑOR: