10 El SEÑOR ha derramado sobre ustedesun espíritu de profundo sueño;a los profetas les cubrió los ojos,a los videntes les tapó la cara.