24 Corrígeme, SEÑOR, pero con justicia,y no según tu ira, pues me destruirías.