17 El rey Sedequías mandó que trajeran a Jeremías al palacio, y allí le preguntó en secreto:—¿Has recibido alguna palabra del SEÑOR?—Sí —respondió Jeremías—, Su Majestad será entregado en manos del rey de Babilonia.