16 Tú, que habitas en las hendiduras de las rocas;tú, que ocupas las alturas de los montes:fuiste engañado por el terror que infundíasy por el orgullo de tu corazón.Aunque pongas tu nido tan alto como el del águila,desde allí te haré caer—afirma el SEÑOR—.