14 Siguieron la terquedad de su corazón; se fueron tras los baales, como les habían enseñado sus antepasados».