20 »Su ambición nunca quedó satisfecha;¡nada quedó a salvo de su codicia!