18 También los cautivos disfrutan del reposo,pues ya no escuchan los gritos del capataz.