28 Hicieron llegar a su presenciael clamor de los pobres y necesitados,y Dios lo escuchó.