28 No lo hacen huir las flechas;ve como paja las piedras de las hondas.