17 »¡Cuán dichoso es el hombre a quien Dios corrige!No menosprecies la disciplina del Todopoderoso.