6 Ante él se estremecen las naciones;todo rostro palidece.