6 arrastrándome a los cimientos de las montañas.Me tragó la tierra, y para siempresus cerrojos se cerraron tras de mí.Pero tú, SEÑOR, Dios mío,me rescataste de la fosa.