4 Y pensé: “He sido expulsadode tu presencia.¿Cómo volveré a contemplartu santo templo?”a