36 Estas cosas sucedieron para que se cumpliera la Escritura: «No le quebrarán ningún hueso»a