7 —¡Es el Señor! —dijo a Pedro el discípulo a quien Jesús amaba.Tan pronto como Simón Pedro le oyó decir: «Es el Señor», se puso la ropa, pues estaba semidesnudo, y se tiró al agua.