35 El Padre ama al Hijo, y ha puesto todo en sus manos.