44 (pues, como él mismo había dicho, a ningún profeta se le honra en su propia tierra).