8 —Levántate, recoge tu camilla y anda —le contestó Jesús.