6 Por eso Jesús les dijo:—Para ustedes cualquier tiempo es bueno, pero el tiempo mío aún no ha llegado.