59 Tú, SEÑOR, viste el mal que me causaron;¡hazme justicia!