7 Luego preguntó al segundo: “Y tú, ¿cuánto debes?” “Cien bultosa de trigo”, contestó. El administrador le dijo: “Toma tu factura y escribe ochenta”.