39 Algunos de los maestros de la ley le respondieron:—¡Bien dicho, Maestro!