21 Jesús les ordenó terminantemente que no dijeran esto a nadie. Y les dijo: