30 Y aparecieron dos personajes —Moisés y Elías— que conversaban con Jesús.