Jesús calma la tormenta

35 Ese día al anochecer, les dijo a sus discípulos:—Crucemos al otro lado.