4 —En todas partes se honra a un profeta, menos en su tierra, entre sus familiares y en su propia casa.