8 Ustedes han desechado los mandamientos divinos y se aferran a las tradiciones humanas.