20 Luego les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Cristo.