14 Así también, el Padre de ustedes que está en el cielo no quiere que se pierda ninguno de estos pequeños.