10 Cuando Jesús entró en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió.—¿Quién es este? —preguntaban.