20 Por tanto, el que jura por el altar, jura no solo por el altar sino por todo lo que está sobre él.