11 Sus gobernantes juzgan por soborno,sus sacerdotes instruyen por paga,y sus profetas predicen por dinero;para colmo, se apoyan en el SEÑOR, diciendo:«¿No está el SEÑOR entre nosotros?¡No vendrá sobre nosotros ningún mal!»