3 Dios mismo juzgará entre muchos pueblos,y administrará justiciaa naciones poderosas y lejanas.Convertirán en azadones sus espadas,y en hoces sus lanzas.Ya no alzará su espada nación contra nación,ni se adiestrarán más para la guerra.