8 Nínive es como un estanque rotocuyas aguas se derraman.«¡Deténganse!» «¡Deténganse!», les gritan,pero nadie vuelve atrás.