12 Pero Balán le respondió:—¿Acaso no debo decir lo que el SEÑOR me pide que diga?