25 Balac le dijo entonces a Balán:—¡Si no los vas a maldecir, tampoco los bendigas!