1 El SEÑOR aborrece las balanzas adulteradas,pero aprueba las pesas exactas.