29 Sé que, cuando los visite, iré con la abundante bendición de Cristo.