30 A los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.