25 Así lo dice Dios en el libro de Oseas:«Llamaré “mi pueblo” a los que no son mi pueblo;y llamaré “mi amada” a la que no es mi amada»,a